Productos y recetas

Su cercanía con el mar permite a Motril contar con un puerto pesquero en el que cada día desembarcan los mejores pescados y mariscos del litoral, con la quisquilla como insignia local. El clima tropical ofrece al lugar un verde campo y mantiene las plantaciones de subtropicales donde se cultivan frutos tan ansiados como la chirimoya, el aguacate o el mango. En las expertas manos de cocineros curtidos en el tratamiento estos productos, la gastronomía de Motril se convierte en única y excepcional.